martes, 11 de marzo de 2008

"Bribian, el artista emprendedor", por Juan Royo

Bribian, el artista emprendedor

Carlos Bribian es un claro ejemplo de profesionalidad. Y en el caso del cómic esto es mucho más que un piropo. La globalización impone cánones de belleza, usos comerciales, productividad en las actividades empresariales, beneficios inmediatos y canales de distribución específicos con los que hacer llegar el producto (el cómic) al cliente (lector). Y el cómic en cuanto a que también es una industria no es diferente. La calidad de la obra de Bribian está más que contrastada. A los premios acumulados se le une una característica que le distingue del resto de autores aragoneses: su capacidad de promocionar su arte y conseguir hacerlo llegar a sus lectores. Bribian ha sido el único artista capaz de convencer a una empresa para que patrocinara una obra suya (de cómic, claro) de entre el resto de obras de arte “tradicionales” (paisajes, abstracto, fotografía,...). Y eso en una representación artística dedicada secularmente al público infantil refrenda no sólo su calidad si no también se capacidad de convencer. Desde apariciones en medios de comunicación hasta la participación en exposiciones -colectivas e individuales- o la impartición de charlas y talleres sobre cómics, Bribián aprovecha cualquier oportunidad para presentar su obra. Y con gran éxito. Las presentaciones de los libros de Bribian son todo un espectáculo. Todo está cuidado al detalle. Unas veces puede ser un grupo de teatro y otras un dúo de guitarra y violín las que amenicen el acto. Un trailer al mejor estilo cinematográfico, postales autografiadas o camisetas serigrafiadas son elementos que invitan al lector a descubrir la obra de Bribian. Y todo esto no ha sido puesto en marcha por una gran multinacional si no por el propio autor que ante las dificultades que sufre el medio en España no se amilana si no todo lo contrario. Y gracias a ello, los lectores pueden descubrir el amor, la frustración, el miedo, la ira, ... en los cómics de Bribián. Unos cómics apasionados que hacen reflexionar. Unos cómics personales que ningún lector habitual debería dejar de leer. Unos cómics que ningún amante de la pintura debería dejar de contemplar. Unos cómics que hacen reflexionar sobre las prioridades de la vida. Cada cual tiene las suyas. Cierto. Sin embargo, en ocasiones éstas se encuentran distorsionadas y el día a día relega lo importante a un nivel secundario y lo anecdótico emerge como esencial. Los cómics de Bribian nos ayudan a ordenar nuestros sentimientos. Y todo gracias a que Bribián es capaz de llamar nuestra atención con su autopromoción. Además Bribian participa en la sociedad. Es miembro del grupo Gato Negro y de la Asociación de Autores de Cómic de España. Desde el mundo empresarial, desde la Universidad, desde las Administraciones Públicas se fomenta el espíritu emprendedor. Bribian se merece el premio al artista emprendedor. Al artista que hace del arte su medio de vida. Y en un mundo lleno de videojuegos, de programas de televisión y de botellón, la aparición de artistas como Bribian no deja de ser una magnífica noticia para todos los amantes del arte y de la cultura.

Juan Royo
http://juanroyo.blogspot.com/

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran reseña sí señor!!

Esto es querer a un artista en potencia y lo demás son tonterías....

Mordiscos desde la capi ^^

Proto estaré por ahí

Alex

Juan Royo dijo...

artista hecho a sí mismo y de en potencia nada de nada!!